El ‘Bag in Box’, ¿será tendencia? (I)

En los últimos dos años se ha generado una batalla entre el Consejo Regulador de Jerez y los pequeños cosecheros de Sanlúcar de Barrameda. La razón es que mientras el CR no autoriza el Bag in Box (BIB) por entender que afecta a la imagen del vino de Jerez, las bodegas pequeñas, capitaneadas por la Asociación de Bodegas Artesanas de Sanlúcar, la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sanlúcar, apoyan la utilización de este envase para el canal de hostelería con el fin de sustituirlo por las garrafas de cristal.

Este cronista no defiende tanto al colectivo manzanillero como al propio BIB como envase de futuro. Esa idiosincrasia española de ser más papistas que el Papa y reaccionar tarde ante las innovaciones, se da de bruces con el auge del BIB en el mundo. Hay dos universos en este envase: por un lado, el de un vino infame que se vende en África por costes y facilidad de transporte bajo el liderazgo comercial de Sudáfrica y, por otro, su venta para un consumidor más exigente y civilizado como es el escandinavo, capaz de comprar a Francia vino en bag in box a 10 euros el litro. Francia, líder histórico en prestigio vinícola, vende el 35 por ciento de su producción en Bag in Box.   

La experiencia andaluza

Dicho este preámbulo, tanto el Consejo Regulador de la DO Jerez Xerès Sherry de un lado, como el de gran parte de las bodegas de la DO Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda por otro, no dudan de las ventajas del BIB. Pero son tantos los partidarios de este envase que dejan absolutamente solo al Consejo Regulador en su lucha por obtener el rango de D.O. Calificada, el cual prohíbe la venta del vino que no sea en botella. “Tantos años luchando por erradicar el granel en el vino de Jerez y ahora aparece este obstáculo que lo retrasaría”, así comentaba un vocal del CR.

Los manzanilleros por su parte son conscientes que la botella es el envase que dota de prestigio al vino de Jerez. Lo que ellos insisten es que hay que buscar una solución para que, sin dañar la vieja tradición de la venta a granel en los mostradores locales, el vino se expenda sin deterioro de sus características organolépticas y en las mejores condiciones higiénicas y por lo tanto el BIB es la mejor solución. Es más, esta fórmula es más segura que la propia botella la cual se presta al fraude del rellenado al servirse por copas en la hostelería. Alrededor del 80 por ciento del vino que se vende en Chiclana es en BIB, hasta el punto de que, si prospera la prohibición de utilizar este envase, la Asociación de Bodegas de la localidad pediría la baja en la DO.

El mismo Consejo Regulador, contrario como ya he dicho a la utilización de este envase, publicó un informe sobre el Bag in Box y su posible utilización en los vinos amparados por la Denominación de Origen. Este informe bajo las siglas DAFO (Debilidades-Amenazas-Fortalezas-Oportunidades como herramienta inventada por los americanos que estudia la situación de una empresa, de un colectivo o de un sector) deja a la institución vinícola pocos argumentos en contra. Si leemos el informe vemos que la única debilidad con fundamento del BIB es la mala imagen del envase que, en el próximo capítulo, daremos las razones. En cambio sus fortalezas son nada menos que siete puntos: envase más higiénico y con mejores garantías de conservación, abaratamiento de costes de envasado y almacenado, abaratamiento y mayor facilidad de distribución como envase no retornable y menor peso, menores riesgos de manipulación, mayores posibilidades para el diseño y la información al consumidor, mayor control de uso de la Denominación de Origen por imposibilitar la reutilización y, por último, más respetuoso con el medio ambiente (menor huella de carbono). En cuanto a oportunidades, el Consejo Regulador expone también que el producto forma parte de una demanda del mercado y del propio Sector; asimismo la posibilidad de atender determinadas tendencias de consumo; opciones de desarrollo en mercados exteriores y facilidad de uso en lugares públicos de consumo donde no se autoriza el vidrio por razones de seguridad. Añadiendo más oportunidades al BIB, este permitirá recuperar el espacio fraudulentamente ocupado por las falsas manzanillas; y que el ahorro en costes generará más margen que podría reinvertirse en actualizar la imagen del BIB con un planteamiento más dinámico y estético. En un principio el CR de Jerez defendió el BIB en HORECA provincial por entender que la sustitución de la garrafa por el BIB sería mejor.

Sin embargo, la presión de la Federación de Exportadores de Jerez (FEDEJEREZ) hizo recular la voluntad del Consejo en aceptar este envase no tanto porque pueda facilitar el fraude de origen del vino frente la botella, sino por la mala imagen del BIB. Este grupo sin duda es el más poderoso del Marco. En el Consejo hay 20 vocales de los cuales solo 1 representa a Sanlúcar de Barrameda. Por otro lado, a los manzanilleros no es tanto el defender la inclusión del BIB en la DO para que puedan vender más por el prestigio que dota la contraetiqueta, como el hecho de que si no están en la DO no pueden comercializar la manzanilla a sus 15º por normativa comunitaria. Este procedimiento la incluiría como vino de licor (los elaborados añadiendo alcohol etílico) y por lo tanto el grado alcohólico total no puede ser inferior a 17º,5.   La norma comunitaria hace una excepción por las peculiares características de los vinos de la DO Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda (Manzanilla de Sanlúcar), DO Jerez-Xérès-Sherry (Fino de Jerez), y DO Montilla-Moriles (Fino de Montilla-Moriles), que pueden ser comercializados desde 15º de alcohol. Por lo tanto, la única forma de comercializar la manzanilla es bajo el amparo de su Denominación de Origen Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, sujeta a las decisiones del Pleno del Consejo Regulador de Jerez controlado por Fedejerez y sin posibilidad de decisión por parte de las bodegas productoras de Sanlúcar.

¿Quiénes están a favor del BIB?

Lo constituye la mayoría de las bodegas sanluqueñas integradas en la Asociación de Bodegas Artesanas de Sanlúcar de Barrameda, de las cuales la mayoría no quieren pertenecer oficialmente a la Asociación por temor a enfrentarse a las grandes bodegas por ser sus proveedoras.  Un envase avalado por razones higiénicas por la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía.

Sus razones: Se ganan la vida vendiendo a granel a las tabernas, restaurantes, detallistas y tabancos de la provincia de Cádiz. Son los que hasta ahora vendían a granel en garrafas las cuales quieren sustituir por el BIB por ser antihigiénicas, por facilitar el fraude en destino y el mal almacenamiento de estos envases. Por la menor producción de estas bodegas los costes del embotellado son mayores y por lo tanto les es imposible competir con los precios de los grandes operadores (algunas botellas de fino-manzanilla se venden a 1,5 euro) incluso a costa de vender un producto de inferior calidad. Proponen vender un vino de más calidad a un precio mínimo de 3 euros litro reduciendo los costes de envasado con el BIB. Solo el coste del envase para 5 litros repercute 0,20 € en cada litro mientras en la misma cantidad envasada en botella asciende a 0,44 al que habrá que sumar la etiqueta y el tapón o la rosca. Si es verdad que si los manzanilleros aspiran a vender al precio mínimo citado tendrán que demostrar que ese vino no solo es más seguro sino mejor.

¿Quiénes están en contra del BIB?

Las grandes bodegas sobre todo FEDEJEREZ (asociación de exportadores de Jerez) en las que están integradas todas ellas.

Sus razones: La herencia de que este envase no da prestigio mientras que sus marcas embotelladas ya están introducidas y su marketing se desarrolla en torno a este envase. Por otro lado, ven que el BIB está aumentando su uso y en parte afecta al embotellado sobre todo en HORECA y en las ferias. Por otro es impensable vender en bag in box las marcas conocidas lo que les obligaría a entrar en el universo de este mercado con otras marcas. Temen que el BIB sea el caballo de Troya que retarde la eliminación del granel. Ninguno pone en duda las ventajas higiénicas del BIB.  Lo más curioso es que algunas bodegas como Osborne, Barbadillo y González Byass utilizan este envase para el mercado escandinavo e incluso mercado nacional con otras marcas y con vinos de otras denominaciones de origen.

 Próximo capitulo:

  • Origen del desprestigio del BIB en España
  • La crisis del jerez de los Ochenta
  • La garrafa maldita
  • Futuro del Bag in Box
comments powered by Disqus